Biografia de la homosexualidad masculina = Leyenda sobre la Humanidad

Biografia de la homosexualidad masculina = Leyenda sobre la Humanidad

La Historia la escriben los vencedores. Deciden lo que recordaremos desplazandolo hacia el pelo lo que ocultaremos.

de este modo ha sido con el eros masculino. Al mirar cualquier texto de escrito de leyenda, podriamos fiarse que ninguna sociedad celebro el apego entre hombres, que jamas un pintor, un poeta o un Obispo abrieron su cama o su corazon a otro hombre. Las competiciones del apego homosexual fueron discretamente suprimidas, igual que se hizoo con griegos asi­ como romanos, o rapido destruidas, igual que se viene haciendo en el presente con las muestras sobre procedimiento inca y maya que se han hallado recientemente. El consecuencia de este engano ha sido una polarizacion innecesaria de la humanidad y no ha transpirado un padecimiento, de ningun modo obligado, padecido por las personas que se enamoran de otras de su identico sexo.

Libres de censuras, los antecedentes historicos revelan que la verdad seri­a exactamente la contraria: que el instito del apego entre varones resulta una constante universal. Lo unico que varia es la disposicion de la sociedad. La totalidad de las culturas han regulado el amor dentro de varones tejiendo diversos rituales mas o menor elaborados. Asi­ como algunas han intentado, falto triunfo, efectuarlo desaparecer.

En general, el amor dentro de varones formaba parte del tejedura social desplazandolo hacia el pelo religioso. Desde las ciudades-estado sobre la antigua Grecia o desde Roma y no ha transpirado sus emperadores (entre otros, Trajano desplazandolo hacia el pelo Adriano) hasta las chamanes siberianos o las sanadores sobre 2 espiritus sobre los indios norteamericanos o las miembros de las tribus africanas, pasando por las emperadores o los eruditos chinos, gente de todo el universo entendia y no ha transpirado respetaba la vida sobre la vulnerabilidad del varon liga a la belleza de otros hombres. Se aceptaba que -con matrimonio o desprovisto el novio- habia varones que se enamoraban de otros varones, que sonaban con ellos, escribian referente a ellos, luchaban por ellos desplazandolo hacia el pelo se acostaban con ellos. Asi­ como habitualmente entendian que los ninos quedaban afuera del esparcimiento del apego en la misma grado en la cual ademas las ninas quedaban externamente de el novio.

En la antigua Grecia, el apego entre varones era analogo en abundancia de aspectos a los matrimonios de la epoca; se consideraban igual sobre notables en la vida del individuo y encontraban su lugar en el ambito de la mitologia griega. Era la pedrusco angular sobre la practica cultural en cuyo seno nacieron permite 2.500 anos de vida la democracia, el teatro, el modo de pensar, las matematicas, la historia… Se consideraba que el apego varonil sacaba a la luces las mejores cualidades sobre un mozo, particularmente su hombria y su tasacii?n. En la hostilidades, las soldados solian pelear codo con codo con las amados, como en el afamado Batallon noble de Tebas; con posterioridad, bajo el mando sobre Alejandro soberbio asi­ como su enamorado Hefestion, los griegos conquistaron al completo el ambiente conocido. Aunque Grecia tampoco era Utopia; la prostitucion y no ha transpirado la violacion, frecuentemente acompanadas sobre la esclavitud, eran moneda ordinario.

En Japon, las aprendices de samurai solian emparejarse con guerreros mayores Con El Fin De acontecer formados en las artes del apego y no ha transpirado de la guerra y el shogun tenia, Asimismo de sus concubinas, multitud de amantes masculinos, las “nanshoku”, inmortalizados por los pintores asi­ como escritores shunga, que inmortalizaron el “shudo”, el itinerario de las efebos. Igualmente inmortalizaron la firmeza de las vidas sobre los “tobiko”, jovenes actores itinerantes sobre teatro kabuki, que debian trabajar de el publico referente a el ambiente a lo largo de el dia y no ha transpirado dar satisfaccion a sus usuarios en la cama por la noche.

En las paises musulmanes, famosos poetas arabes e iranies, tales igual que Hafiz i-Shirazi y no ha transpirado Abu Nuwas loaron asi­ como maldijeron a la vez las bellezas de los jovenes (a los que a veces emborrachaban Con El Fin De seducirlos). Los miembros masculinos santos sufies, desde la India inclusive Turquia intentaron hallar a Ala en la delicadeza de jovenes imberbes. Los escritores inmortalizaron historias de apego homosexual en Las Mil desplazandolo hacia el pelo Una Noches. Hubo artistas tales como Riza i-Abassi, que deleitaron a reyes desplazandolo hacia el pelo principes con miniaturas y caligrafias persas exquisitamente trabajadas. Los mulas y no ha transpirado las censores se revolvieron contra estas historias de apego entre homberes, aunque estas eran celebradas por consejos blackpeoplemeet varones sobre todos las extractos de la comunidad, desde califas a porteadores, y no ha transpirado todo el mundo deseaban ser servidos por “chicos sobre juventud eterna, tan bellos igual que las perlas” cuando llegasen al paraiso.En America del meta desplazandolo hacia el pelo en Siberia, debido a en la Edad sobre roca, las tradiciones chamanicas reconocian los poderes espirtuales singulares sobre todos estos varones y no ha transpirado chicas atraidos por el amor homosexual, igual que vemos en la practica de las amerindios de los miembros masculinos sobre 2 espiritus, que sobrevive todavia actualmente en aniversario.

En el oeste pre-moderno, el apego entre varones sobrevivio practicamente oculto y no ha transpirado solo salia a la superficie cuando las amantes tenian la desgracia de verse descubiertos o cuando artistas suficientemente resueltos para mofarse de las convenciones osaban mencionarlo.

Infinidad sobre artistas o musicos o poetas describieron el apego dentro de varones, sin embargo todo el tiempo de forma oculta. Miguel gracia, como podri­a ser, adorno la Capilla Sixtina con esplendidos desnudos masculinos. Shakespeare, que canto a su amado en las sonetos; Blake, quien se revolvio contra las clerigos que “con zarzas atan mis alegrias asi­ como mis deseos”; Withman canto al organismo electrico. La relacion sobre celebridades, artistas, hombres de Estado, personalidades del clero, caballeros desplazandolo hacia el pelo villanos que sintieron la entretenimiento del apego hacia otros varones -solo o junto con el amor hacia mujeres- es infinita.

La gran mentira sobre que el amor homosexual es contra natura no es sino la entelequia que no resiste las verdades de la historia asi­ como de la biologia y no ha transpirado va a depender exclusivamente sobre la censura de su supervivencia. Algunos que trabajamos en el esquema Androphile, a traves del esfuerzo sobre eruditos, deseamos colaborar a desmontar esta censura practicando publico el papel del amor dentro de varones en la cultura y el espiritu del adulto, con las exitos, sus fracasos y no ha transpirado las controversias que ha suscitado a lo esplendido sobre los milenios. Les haya servido la prosa, la poesia, la religion asi­ como la mitologia, el procedimiento asi­ como la filosofia aqui recogidas sobre todo el ambiente permitan profundizar en la comprension del lugar que el amor entre varones ocupa en la esencia humana. En el momento de escribir estas lineas (frio de 2004), puede que contribuya a alimentar el creciente debate referente a los matrimonios homosexuales, una practica documentada en al completo el mundo durante miles de anos, aunque en ninguna parte tan ampliamente o tan recientemente igual que en America del ideal, a donde fue practicada asi­ como celebrada por muchas de las poblaciones precolombinas.

Las documentos aca reunidos son las huellas sobre la Musa Gay, que inspiro a varones y no ha transpirado mujeres de todos los continentes desde el inicio de los tiempos. Su existencia testomonia el hecho de que el amor entre varones seri­a irreprimible. Alla en donde se prohibio, sobrevivo a pesar de estas lapidaciones, las quemas en hogueras, las lobotomias, la homofobia en las escuelas, la horca o las galeras. Alla donde fue bienvenido, ayudo al el florecimiento sobre las mayores triunfos de la pensamiento humana.